¿Qué es un velatorio?


Los actos velatorios son eventos que se realizan posteriormente a la muerte de una persona, en detalle es una actividad en el cual se reúnen familiares, amigos, compañeros de trabajo y conocidos del occiso, para rendirle tributo, algún homenaje o simplemente para acompañar a los familiares más cercanos por la pérdida.
El velatorio se realiza poco después de la muerte de la persona y antes de su entierro, en general se realiza ya con la persona en el ataúd, siendo esto por una noche y al siguiente día la sepultura.

Lo que representa un velatorio


El velatorio es una actividad muy importante para familiares y amigos de la persona recién fallecida, porque les brinda la sensación de despedida hacia una persona que acaba de fallecer, además en muchas sociedades se tiene la costumbre de hacer algún homenaje o dar algunas palabras sobre el difunto.
Esta actividad, tiene mucho arraigo y está muy extendida en muchas sociedades y culturas. El velorio es una parte muy importante, igual que el entierro de la persona. Ya que sería una forma de despedir a la persona por última vez y resignarse al fallecimiento de la persona.

Características de un velatorio

Entre las características más importantes de los velorios, podemos mencionar los siguientes:
Se realizan en espacios cerrados

En general, existen empresas que prestan el servicio de entierro y de velorio

Se ve en muchas culturas que en velorios se sirven bebidas calientes (té, café y entre otras)

La mayoría de los velorios son abiertos a todos aquellos quienes conocieron a la persona fallecida en vida

En algunas ocasiones familiares, amigos, compañeros de trabajo dan algunas palabras ante el occiso, ya sea de pésame para la familia directa o también de reconocimiento a la persona acabada de fallecer
Los velorios suelen ser realizados en la noche inmediatamente luego del fallecimiento de la persona, ya para el siguiente día en la mañana se efectúa el entierro

¿Cómo comportarse en un velorio?

Al momento de ir a un velorio es necesario saber comportarse y tratar tanto a familiares como a otras personas ya sean amigos o compañeros de trabajo de la persona recién fallecida.
Para esto, se debe guardar un decoro y un pudor, propios de este tipo de situaciones de dolor y de luto de una familia. En estos casos, lo más prudente es guardar silencio lo más que se pueda, dar el pésame directamente a familiares y estar en una actitud tranquila y sosegada.
En este punto, lo más correcto es estar en un punto, del lugar del velorio, haciendo acto de presencia y compañía a la familia del fallecido. De esta forma, se guardan los respetos a la familia y se cumple con estar presencialmente en un momento de dolor y de infortunio para los familiares.
En definitiva, el velorio se ha convertido en un proceso fundamental para aquellas familias que han perdido a un ser querido, ya es parte del luto y del proceso de despedida ante la pérdida irreparable de un ser querido.

También te puede interesar…